ESPACIO PÚBLICO EN LAS CUBIERTAS

El cambio climático nos afecta cada día más y desde las ciudades tenemos que hacer una apuesta firme por reducir el consumo energético. Es preocupante que el calentamiento global borre las estaciones, aumente las enfermedades crónicas, haya cada vez más catástrofes naturales, perdamos áreas agrícolas, especies animales… y un gran triste etcétera. ¿Qué mundo dejamos a nuestros hijos? Como arquitectas especialistas en arquitectura medioambiental y calificación energética, os proponemos empezar con nuestro granito de arena: PROYECTAR LAS CUBIERTAS.

En Barcelona se están impulsando actualmente políticas de recuperación y utilización de las cubiertas vacías que invaden la ciudad.

“Un 67% de las azoteas (…) son susceptibles de acoger actividades, verde e instalaciones de aprovechamiento de la energía”, según datos del Ayuntamiento de Barcelona.

Por este motivo, el Ayuntamiento promueve ayudas para realizar todas estas intervenciones que “naturalizen” la ciudad.

casaG02-Foto_05 c3418379a3cbb4a686423cef21183744

Hoy queremos apostar por UN ESPACIO PÚBLICO EN CUBIERTA para extender el espacio privado de las casas, ajardinar y fomentar la biodiversidad. ¿Por qué no proyectar unos huertos comunitarios, un jardín, una piscina con agua reutilizada, un taller de trabajo o de estudio, una estación de recuperación y reutilización de agua de lluvia, una cancha de pádel o de tenis, un área de juegos, una pista para correr, una zona para tomar el sol, un jardín botánico, una biblioteca comunitaria…? ¡¡Hay tantas ideas geniales!! Sólo hace falt a detectar las necesidades, pensar y ¡¡empezar a proyectar!! Si bien es cierto que las alturas pueden asustar a algunos o pueden ser peligrosas para los niños, existen muchos mecanismos para pensar en espacios que generen seguridad en los usuarios para que se sientan a gusto y pierdan la sensación de estar en un lugar alto. En el caso de los niños, las barreras arquitectónicas bien integradas en el proyecto pueden crear áreas totalmente adaptadas para ellos.

escuela de primaria de la ciudad de Tiantai_CHINA hotel-omm-huerto3

Cada edificio debería tener su propia estrategia de aprovechamiento de la cubierta, según las necesidades de sus usuarios y según la valoración medioambiental que se realice. Una estrategia podría ser el agua, es decir, que la azotea del edficio sirva de captación, acumulación, depuración y distribución de agua. Otra, podría ser la vertiente más social: que sea un lugar de socialización y ocio mediante el uso del verde. Otra opción, por ejemplo, podría ser la de consumo de huertos propios que alimenten a toda la comunidad…. ¿Por qué no dar a todos los edificios un sello LEED o de CALIFICACIÓN VERDE por su CONTRIBUCIÓN A LA MEJORA MEDIOAMBIENTAL DE LA CIUDAD?

Un sello de calificación verde=¡¡menos impuestos!! ;)))

Seguiremos hablando de las cubiertas…

486813_10151383953445275_561169471_n

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *